miércoles, 8 de noviembre de 2017

¿Por qué jugar al “Tutti Frutti”?

En la actualidad, con el uso de las nuevas tecnologías, los niños se han ido olvidando algunos juegos tradicionales como, por ejemplo, el Tutti Frutti.
Es recomendado para niños de 8 años en adelante, se puede jugar de 2 o más participantes y solo se necesita lápiz y papel. Es beneficiario ya que ayuda a pensar y mejorar su vocabulario, estimula la memoria, el razonamiento, la concentración y la atención. También es un elemento socializador que enseña a los niños a ganar y perder, respetar normas y considerar las opiniones de sus compañeros de juego.
Para llevar a cabo el juego, los participantes deben confeccionar un cuadro con columnas y en la parte superior escribir, de forma horizontal, distintas categorías acordadas entre los participantes, en el margen derecho de forma vertical se colocan las letras y en el margen izquierdo la puntuación. Por ejemplo:
Letra
Nombre
Apellido
Ciudad o país
Frutas o verduras
Colores
Animales
Cosas
Puntos





































Se comienza cuando uno de los participantes relata el abecedario, los demás lo paran en determinado momento y con la letra que toca se debe completar cada categoría establecida para el juego. El primero que finalice debe decir “Tutti frutti” y automáticamente todos los demás deben dejar de completar sus casilleros. Luego se asigna una puntuación en calidad de la palabra escrita:
·         Palabras válidas escritas en una categoría y por un solo jugador, se asignan 10 puntos.
·         Palabras repetidas, se asignan 5 puntos.
·         Palabras no válidas o categorías incompletas, no reciben puntuación.
·         Si un jugador tiene una palabra y otro no, gana 5 puntos más.

El uso de las reglas aparece mucho antes de que el niño llegue al período de las operaciones concretas. A partir del uso de esas primeras reglas, los niños pueden comenzar a jugar a otros juegos reglados con la participación o no de un adulto. En estos juegos, los jugadores saben antes de iniciarlo lo que cada uno tiene que hacer, como es el caso del Tutti Frutti.
Existen diferencias entre el juego de reglas que desarrollan los niños pequeños y el que desarrollan los mayores. Los niños pequeños sólo juegan por su cuenta, sin tener en cuenta las acciones de los demás. En cambio, los mayores, se organizan para alcanzar la meta analizando las acciones de los demás y tratando de impedirlas o dificultarlas.
Los niños contemporáneos ya no implementan este juego en sus vidas cotidianas, ya que tienen otros recursos que les parecen más atractivos como la manipulación de tablets, celulares o computadoras. Es fundamental que puedan mantener contacto con este y otros juegos tradicionales, ya que tienen beneficios muy importantes y pueden ayudar mucho en el desarrollo intelectual del niño.
Elegí este entretenimiento ya que cuando era más pequeña me gustaba sentarme a jugar con mis amigas y nos divertíamos mucho. En la actualidad, poco se ve a los niños con juegos de estas características y sería bueno poder concientizar sobre los beneficios del mismo para que se vaya desechando la modalidad del juego solitario frente a una pantalla y se recupere la socialización entre los niños a través de este tipo de juegos.

Autora: Agustina Ferezin 


Bibliografía:

No hay comentarios:

Publicar un comentario